sábado, 17 de noviembre de 2012

KILL BILL vol.1: Un plato que se sirve mejor frio...




TITULO ORIGINAL: Kill Bill: Volume 1

AÑO: 2003

DURACIÓN: 110 min

PAIS: USA

DIRECCIÓN: Quentin Tarantino

GUIÓN: Quentin Tarantino

MÚSICA: Varios

REPARTO: Uma Thurman, Lucy Liu, Daryl Hannah, Vivica A. Fox, Sonny Chiba, Chiaki Kuriyama, Michael Bowen, Julie Dreyfus, Michael Parks, David Carradine, Michael Madsen


 
Tenía 18 años cuando vi Kill Bill, por aquel entonces ya era un fan incondicional de Tarantino, y aún mas lo era del cine de Samurais y la cultura japonesa que llevaba presente en mi vida gracias a la práctica del Kárate. Kill Bill era un sueño hecho realidad. Antes de entrar a comentar la pelicula quiero contar una anécdota, recuerdo a la perfección que fui al cine a verla con mi novia, que aunque a día de hoy le encanta Kill Bill, aquel día salio escandalizada de la sala de cine. Mi novia me dio una alegría, Quentin lo había conseguido, la gente se escandalizaba con la violencia desplegada en la película, eso me encantaba, y seguro que al de Knoxville también...






Para entender a Tarantino hay que conocer sus orígenes, y es que esta película cumple con la necesidad del director de sacar toda la mala leche que años y años de cine de serie B,  accion, sexo y violencia habían grabado en el interior del director. Para esto rueda Kill Bill, y para suerte del espectador, el bicho sigue eclosionando, adaptandose y reinventadose a si mismo. En esta ocasión Tarantino se despoja de nuevo de una de sus señas de identidad, y aunque recupera el desorden narrativo al que dio de lado en Jackie Brown, es su capacidad de profundizar en los personajes la que se ve relegada a un segundo plano. 

Aunque Kill Bill va a rodarse de un tirón, la larga duración y las exigencias de "Miramax" harán a Tarantino dividirla en dos volúmenes, y parece que le salió bien la jugada, puesto que son dos películas que completan una historia pero tienen elementos que las diferencia muy bien. 

Ya en Pulp Fiction Quentin fantaseo con Uma Thurman la posibilidad de hacer una película sobre una asesina letal, y diez años después, tras esperar a la actriz, de la cual dijo: "Si no lo hace ella no haré la película" se lanzo a la aventura.


Como decía, Quentin relega la profundidad de los personajes para dar protagonismo a la acción a raudales y la sangre a borbotones a ritmo de katanas. Todo cuidando la excelencia y elegancia estética. Una demostración de artesanía cinematográfica, con una calidad fotográfica y unas escenas tan bien rodadas que terminan de situar a Quentin Tarantino en el olimpo de los directores modernos.

Como es habitual, Tarantino hace gala de un sentido musical para la escenas de autentico superdotado, eligiendo cada pieza que queda como un guante y te sumerge mas aun en cada situación.




La historia de Kill Bill es sin dudarlo la mas sencilla de todas las que Quentin ha contado hasta ahora: Venganza, matar matar y matar. Así de simple y escandaloso. Sangre sin medida y la excusa perfecta para homenajear en cada rincon. Me atrevería a decir que es la pelicula que contiene mayor numero de guiños y homenajes del director a día de hoy.





Homenajes, guiños y referencias


Bruce Lee es la primera y mas clara referencia del director. Uma Thurman usa el mismo mono amarillo y negro que Lee en "Juego con la muerte"  ( Robert Clouse, 1978) incluso la pelea con los "88 Maniacos" y el entorno es la parecida a la de esta. 

  El traje de los "88 Maniacos" ademas de ser de nuevo el mismo usado por los "Reservoir Dogs" y por Jules y Vincent en Pulp Fiction llevara una mascara identica a la de Bruce Lee cuando interpreto a Kato en la serie de TV "The Green Hornet"


Tarantino se empapo también de la "Nouvelle Vague" y encuentra en "La novia vestia de negro" (1967)  de François Truffaut la inspiración de la venganza de la Novia. Vemos muchos elementos de esta pelicula, entre otros, la lista que Uma Thurman va elaborando con los asesinatos que aun le quedan. 








O Ren Ishi (Lucy Liu)  es un claro homenaje a "Lady Snowblood"  ( 1973, Toshiya Fujita ) de quién también hay por cierto un manga genial editado por Planeta de Kazuo Koike y Kazuo Kamimura. 





 Hay que destacar el papel de Sonny Chiba que interpreta a Hattori Hanzo, personaje que tiene el mismo nombre que el protagonista de "Shadow Warriors" serie de los ochenta que encantaba a Tatantino. Quentin habla de Sonny Chiba como: 
"El mejor actor que jamas haya actuado en películas de artes marciales" 

Además, aunque sea anécdota de Pulp Fiction, el discurso de Jules antes de matar a nadie, ese de "El camino del hombre recto..." esta inspirado en la costumbre de Hattori Hanzo de hacer ese tipo de discursos en la serie que protagonizaba. 


También encontramos alguna similitud con "Los Angeles de Charlie" siendo Bill el que hace de Charlie, y al igual que este no aparece en todo el primer volumen, salvo su mano y su voz, que va dirigiendo en la sombra lo que hacen sus "angeles" en esto caso sus asesinas.



 Las influencias y anecdotas son muchisimas, así que aunque aparecen imagenes de Kill Bill vol.2, os dejo este vídeo que es absolutamente magnifico en el que se ven comparativas de las muchas referencias que inundan el film. 


 Hay una anecdota muy interesante, Tarantino fue a cenar con Kinji Fukasaku y su hijo Kenta. Kinji es el director de Battle Royale ( 2000) película en la que aparece una, aun mas joven, Chiaki Kuriyama ( Go Go Yubari), y cuya violencia y alguna escena, sirvió también como inspiración para Quentin. 

En la cena, Tarantino comenta: ¡Tio, me encanta tu pelicula! Me encanto la escena en que dos chicas se disparan mutuamente. En ese momento Kenta, el hijo de Kinji comienza a reírse, y Tarantino pregunta ¿de que se rie? y este le responde: El autor de la novela original de Battle Royale se sentiria muy feliz de oír eso. ¿Por que? pregunta Quentin y le responden: Bueno, porque esa escena esta plagiada directamente de Reservoir Dogs. En esta ocasión es Tarantino quién ya influye en otras obras. 




Tarantino no se va a tomar demasiado en serio si las escenas de lucha son mas o menos realistas, si la cantidad de sangre es irreal, o si puede parecer ridiculo en algún momento. Es mas, estoy convencido que es lo que pretende generar. Una sensación surrealista sobre las escenas, y sobre todo la posibilidad y la fortuna de poder hacer lo que quiere y como quiere. 




 
 En definitiva, este primer volumen de Kill Bill es un carrusel de violencia y sangre, un ejercicio de cine pensado para el Tarantino espectador mas que para el resto del público, y personalmente lo agradezco. En el momento de rodarla Quentin gozaba ( y sigue haciendolo) de toda la libertad creativa lo que le permitio darse este gusto, y por extension darselo a quienes disfrutamos y entendemos la intención del autor.




La critica no obstante esta inconclusa, puesto que la película se divide en dos partes, y aun falta todo un volumen 2 en la que veremos el cambio de rumbo que es capaz de tener Tarantino en un mismo film. 



NOTA: 9

LO MEJOR: Tarantino se suelta la melena, y acompañado de una elegancia estetica sobresaliente te mantiene enganchado hasta el final.

LO PEOR: Hubo que esperar unos meses hasta el volumen 2.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada